Alergia Ocular

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
5/5

La alergia ocular, también conocida como conjuntivitis alérgica, es una enfermedad que se produce cuando un alérgeno tiene contacto con la conjuntiva, una delicada membrana que cubre el ojo y la parte interior del párpado.

Como todas las alergias, la conjuntivitis alérgica comienza cuando el sistema inmunológico identifica como alérgeno. Ante dicho estímulo el sistema inmunológico reacciona y produce anticuerpos denominados inmunoglobulina. Estos anticuerpos viajan hacia las células, las que liberan químicos, provocando una reacción alérgica. En el caso de la alergia ocular, las reacciones alérgicas pueden producir ojos llorosos, con picazón, con dolor, enrojecidos o inflamados.

Ojo con conjuntivitis

Las principales causas de la conjuntivitis alérgica se relacionan con factores estacionales. Los alérgenos como el polen y las esporas de moho afectan a quienes padecen de rinitis alérgica, enfermedad que empeora sus síntomas durante la primera y el verano.

Otros factores que pueden provocar conjuntivitis alérgica son alérgenos del interior de los hogares, como ácaros de polvo o caspa de animal, los que pueden producir cuadros de alergia durante todo el año. Quienes padecen de este tipo de alergia, experimentan un incremento de los síntomas al realizar tareas como limpiar las habitaciones o peinar a su mascota.

Síntomas de la alergia ocular

Un cuadro alérgico no solo puede involucrar un malestar ocular. Si además tiene una alergia nasal, es posible que tenga congestión, picazón y estornudos. También puede tener dolor de cabeza, picazón o dolor de garganta y tos.

Los síntomas más comunes de un cuadro de alergia ocular son:

  •  Ojos llorosos
  •  Picazón
  •  Sensibilidad a la luz
  •  Enrojecimiento
  •  Sensación de aspereza
  •  Inflamación de los párpados
Alérgeno de polen

Los síntomas de una alergia ocular pueden presentarse solos o en conjunto con los síntomas de una rinitis nasal alérgica.

Para aliviar los síntomas propios de la alergia ocular, un primer paso es el diagnóstico adecuado. Un médico oftalmólogo especialista podrá determinar con precisión los síntomas asociados a su cuadro alérgico y cuáles son los factores que lo están originando. En Clínica Oftalmológica ISV, contamos con un completo equipo de profesionales expertos en esta y otras patologías.