Cáncer de Ojos: Tipos y peligros

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
5/5

Durante las últimas décadas el cáncer se ha transformado en una de las primeras causas de muerte a nivel mundial, cobrando más de 8 millones de vidas al año.

En esencia, el cáncer puede desarrollarse en casi cualquier parte del cuerpo. Normalmente, las células de nuestro cuerpo crecen y se dividen constantemente, a medida que las vamos necesitando, las que van envejeciendo y muriendo para ser reemplazadas por otras. Sin embargo, el cáncer descontrola este proceso.

En un cuerpo con cáncer, las células se vuelven cada vez más anormales, perdurando la vida de aquellas que deberían morir y generando otras nuevas cuando no se necesitan, lo que provoca la formación de masas llamadas tumores.

Cáncer de Ojos

Al igual que en el resto del cuerpo, el cáncer también puede aparecer en nuestros ojos. En el caso de este órgano, el cáncer aparece en forma de tumor maligno compuesto por células atípicas, que pueden extenderse hacia otras partes del cuerpo destruyendo tejidos.

El cáncer de ojos puede afectar al exterior de este órgano, como los párpados, y al interior. Los cánceres intraoculares más comunes entre los adultos son el Melanoma Ocular y el Linfoma Intraocular Primario, mientras que en los niños destaca el Retinoblastoma.

Melanoma Ocular
Ojo con Melanoma Ocular, el cáncer de ojo más común

Melanoma Ocular

El Melanoma Ocular es el tipo de cáncer de ojo más común. Se desarrolla en las células productoras de pigmento que dan color a la piel, cabello y ojos.

Este tipo de cáncer también es conocido como cáncer uveal, ya que generalmente de desarrolla en la Úvea, una parte del globo ocular ubicada entre la esclerótica (Membrana blanca que constituye la capa exterior del globo del ojo) y la retina. Generalmente el Melanoma Ocular comienza en la coroides (capa de vasos sanguíneos y tejido conectivo entre esclerótica y la retina) o en iris.

Linfoma Intraocular Primario (LIOP)

El Linfoma Ocular es un tipo de cáncer de ojo que se puede desarrollar entre la retina y el vítreo (Sustancia similar a la gelatina que llena la parte media del ojo), pudiendo afectar también el nervio óptico, que conecta los ojos con el cerebro.

Se estima que 8 de cada 10 personas que presentan este cáncer lo tienen en ambos ojos, e incluso en algunas partes del cerebro, afectando el sistema nervioso central.

Retinoblastoma

Diferente al Melanoma y Linfoma Ocular, el Retinoblastoma es un tipo de cáncer de ojo que, generalmente, afecta a niños pequeños. Esta enfermedad es causada por una mutación genética y tiene origen en la retina, donde las células nerviosas crecen y se multiplican propagándose al ojo y a otras partes del cuerpo, como el cerebro y la columna vertebral.

 

Es importante considerar que además del Melanoma Ocular, Linfoma Intraocular Primario y Retinoblastoma existen otros tipos de cáncer que afectan a nuestros ojos, como aquellos ubicados en la órbita ocular, incluyendo músculos y nervios.

Para una detección y tratamiento tempranos, es fundamental realizarse un chequeo anual oftalmológico con médicos especialistas en la materia, como los profesionales de Red Oftalmológica ISV. Asimismo, siempre se recomienda consultar inmediatamente ante la presencia de cualquier bulto o masa, ya que puede tratarse de un tumor maligno que amenace seriamente su salud visual e integral.