Donación de Córneas: Regala ver la vida con nuevos ojos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
5/5

Mejorar la calidad de vida de muchas personas es la finalidad del trasplante de córnea, única respuesta para recuperar a visión de aquellos pacientes que han sufrido daños irreparables en la zona.

A nivel mundial, esta intervención es considerada común y altamente exitosa. Tanto así, que en Estados Unidos se calcula que al año se realizan cerca de 40.000 trasplantes de córnea, un número muy lejano a la realidad de nuestro país.

¿Cómo se obtienen las Córneas?

A diferencia de lo que se cree comúnmente, las córneas son un tejido y no un órgano. En Chile desde el año 2014 contamos con un único banco de córneas para trasplantes, el que se encarga de la recepción, análisis, procuramiento y entrega de los tejidos, lo que se realiza gracias a la implementación de un registro público de lista de espera.

Sin embargo, la cantidad de donación de córneas en Chile no logra cubrir la alta demanda de pacientes en lista de espera por el trasplante. Es por eso, que muchos centros de salud solicitan los tejidos al extranjero, a países con una alta tasa de donación de córneas. A diferencia de lo que se pueda pensar, las córneas foráneas no son bajo ningún caso “compradas” a los bancos de tejidos, sino que el costo que se debe cancelar es solo por el análisis de la córnea y el transporte de la misma en un medio controlado.

¿Quién puede ser donante de córneas en Chile?

Para ser donante de órganos en nuestro país, la ley establece que desde los 18 años se considera donante a toda persona fallecida, a menos que en vida haya dejado alguna manifestación expresa de no querer serlo, lo que se debe hacer a través del Registro Civil.

Los donantes de órganos pueden ser personas de cualquier edad (mayores de 18 años), habitualmente fallecidos por daño cerebral, que conservan sus órganos en buenas condiciones y no presentan enfermedades asociadas (hepatitis o VIH). En lo que respecta a la donación de córneas, en Chile estas solo pueden ser extraídas de personas fallecidas por muerte encefálica o por paro cardio-respiratorio.

Al ser un tejido sin irrigación, prácticamente todas las personas pueden ser donantes de córnea universales. No representa impedimento para la donación de este tejido el tipo de sangre, la edad, el color de los ojos o si tiene algún vicio de refracción como miopía, hipermetropía o astigmatismo.

 

En materia de donación de órganos y tejidos en Chile, aún queda mucho trabajo por hacer. Si bien, en lo que respecta a la donación de córneas, existen alternativas como la solicitud de tejido al extranjero, los costos de procuramiento y traslado hacen de esta alternativa una opción inviable para muchas familias.

Donar órganos, es sembrar vida. Como Red Oftalmológica ISV, único centro de salud privado que realiza trasplantes de córnea en la V Región, nos sumamos a la campaña por la donación de órganos y tejidos en Chile, a través de la información y concientización sobre la importancia de este acto altruista que salva y mejora la calidad de vida de miles de personas.