¿Qué es la Salud Visual?: Recomendaciones para cuidar nuestros ojos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
5/5

En nuestro día a día la salud tiene una importancia fundamental. Son muchos los consejos y rutinas recomendadas para mantener un estilo de vida saludable.

Sin embargo, la mayoría de estas recomendaciones se centran en hábitos alimenticios que nos permitan mantener un peso adecuado, disminuir los niveles de azúcar y bajar el colesterol en la sangre; olvidando los cuidados otro tipo de cuidados que nuestros órganos requieren.

Poco conocida, la salud visual hace alusión al correcto funcionamiento de ojos, nervios, músculos y cerebro que intervienen en el proceso de la visión, los que deben funcionar bien para interpretar la realidad que percibimos a través de nuestros ojos. Disfrutar de una buena salud visual es más que ver bien.

Cuidando la salud visual

El cuidado de la salud visual es una garantía a largo plazo. La mayoría de las patologías oculares son resultado de un descuido constante por la salud de nuestros ojos, lo que puede derivar en serias complicaciones que pongan en riesgo nuestra visión.

Los especialistas aconsejan seguir una rutina para el cuidado de la salud visual y acudir periódicamente a control.

1. Control Oftalmológico Anual

Un control por año es esencial para detectar lo antes posible cualquier problema ocular. No hay que olvidar que muchas patologías tienen mejor pronóstico si son detectadas y tratadas a tiempo.

Control anual

2. Alimentación Sana

Sí, la alimentación también es clave para la salud visual. Las vitaminas A, C y E, minerales como el zinc y el selenio, pigmentos como la luteína y la zeaxantina y los ácidos Omega 3, son esenciales para la retina y para retrasar el envejecimiento de las estructuras oculares. Privilegie el consumo de verduras, frutas, pescado azul, mariscos y frutos secos.

3. Preserve la Superficie Ocular

La superficie ocular se mantiene transparente gracias a la lubricación de la película lagrimal, la que recubre el ojo al parpadear. Cuando fijamos la vista en el computador, el televisor, el Smartphone o un libro, reducimos la frecuencia y amplitud del parpadeo, causando sequedad ocular, enrojecimiento y dolor. Para evitar estos síntomas, es aconsejable el uso de lágrimas artificiales.

Gotas para los ojos

4. Proteja los ojos del sol

La radiación ultravioleta (UV) produce alteraciones agudas y crónicas en todas las estructuras del ojo. Por ello, es fundamental cubrir los ojos, incluso en los días nublados, con gafas de sol con protección garantizada (filtro contra los UV).

5. No frote sus ojos

Si ingresó a su ojo un cuerpo extraño o alguna sustancia química lave su ojo con agua limpia en abundancia, nunca frote sus ojos. Si el problema persiste, acuda a su médico oftalmólogo ISV.

6. Prevenga posibles traumatismos

Si practica deportes o actividades extremas, hágalo con las gafas adecuadas. Esto no solo protegerá los globos oculares de la radiación solar sino también de daños causado por factores ambientales como el viento, el polvo y la arena.

7. Trabaje con buena iluminación

Una iluminación adecuada es imprescindible para reducir la fatiga visual. Si utiliza pantallas para trabajar, evite que se produzcan reflejos de luz sobre la pantalla.

Mujer con ojos cansados

8. Relaje sus ojos periódicamente

Las estructuras oculares son responsables de la acomodación (enfoque), por lo que se deben realizar ejercicios para relajar el ojo. Para ello, retire la vista del objeto enfocado (pantalla, libro) y mire a 20 metros de distancia, cada 20 minutos, durante 20 segundos.

9. Eduque a los niños

Los ojos nos permiten descubrir y admirar las maravillas que nos rodean, por lo que es clave asegurar una buena salud visual para el futuro y prevenir numerosas enfermedades oftalmológicas.

Si a pesar de los cuidados  muestra dolor o incomodidad persistente, acuda a su médico especialista en Red Oftalmológica ISV, para la pronta detección y tratamiento de su patología.