Conozca todo sobre la operación de cataratas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
5/5

La catarata es una enfermedad ocular muy habitual, que se caracteriza por causar opacidad o pérdida de transparencia del cristalino, una lente natural encargada de refractar los rayos de luz que ingresan al ojo y que nos permiten ver. Cuando la lente se vuelve opaca, es necesario acudir a un médico para corregirlo. La operación de cataratas es la única manera de extraer las cataratas.

Sin embargo, cuando las cataratas se encuentran en una fase temprana y no representan mayor molestia para el paciente no se suele operar. En estos casos, el médico realiza una nueva receta de lentes.

¿Cómo es la operación de cataratas?

La operación de cataratas consiste en la extracción del cristalino dañado, y la introducción de un lente intraocular artificial, que cumple exactamente las mismas funciones. Es un procedimiento ambulatorio, por lo que no requiere de hospitalización.

Lo más común es que los adultos estén despiertos durante el procedimiento. La operación tiene una duración de menos de una hora y comienza cuando se aplica anestesia local, usando gotas o una inyección en los ojos.

En la mayoría de los casos, este procedimiento solo se realiza en uno de los ojos. No obstante, en  caso de que el paciente presente cataratas en ambos ojos, el médico puede sugerirle que espere de 1 a 2 semanas entre cada cirugía.

La recuperación de la operación de cataratas es rápida, , siempre y cuando el estado de salud del paciente sea estable  y no tenga otros problemas oculares graves. Las estadísticas también muestran que las posibilidades de un buen resultado y una visión más nítida después de la cirugía son altísimas y las mejoras en la calidad de vida son casi inmediatas.

La intervención de cataratas

Al ser una intervención común pero de cuidado, la operación de cataratas se debe realizar en una clínica oftalmológica reconocida y acreditada, así como como Clínica Oftalmológica ISV, que cuenta con equipamiento tecnológico y médico de excelencia, necesarios para un buen resultado.

Si bien la recuperación de la operación de cataratas es rápida, no es inmediata. Esto, ya que durante las primeras horas se pueden experimentar algunos problemas de visión temporales; sin embargo, estos irán desapareciendo con el paso del tiempo hasta la recuperación total.