Valorar este artículo:
[Total:8    Promedio:2.6/5]

¿Qué es el trasplante de córnea?

Nuevas opciones para la visión

Los oftalmólogos realizan más de 40.000 trasplantes de córnea por año en los Estados Unidos. De todas las cirugías de trasplante que se realizan en la actualidad, como la de corazón, pulmón y riñón, los trasplantes de córnea son los más comunes y exitosos.

¿Qué es la córnea

La córnea es la ventana delantera transparente del ojo que cubre el iris de color y la pupila redonda. La luz se enfoca mientras pasa a través de la córnea para que podamos ver.

¿De qué manera puede afectar a la visión una córnea no saludable?

Si la córnea está lesionada, puede hincharse o cicatrizarse y perder su carácter liso y transparencia. Las cicatrices, la inflamación o una forma irregular pueden hacer que la córnea disperse o distorsione la luz, lo que causa deslumbramiento o visión borrosa.

Una persona necesita un trasplante de córnea, si:

  • la visión no puede corregirse satisfactoriamente con anteojos ni lentes de contacto
  • la Inflamación dolorosa no puede aliviarse con medicamentos ni lentes de contacto especiales.

¿Qué afecciones pueden hacer necesario un trasplante de córnea?

  • Un defecto corneal después de otra cirugía ocular, como la cirugía de cataratas
  • Un queratocono, que es una curvatura pronunciada de la córnea
  • Un defecto corneal hereditario, como la distrofia de Fuchs
  • Cicatrices después de Infecciones, especialmente después de herpes
  • Rechazo después de un primer trasplante de córnea
  • Cicatrices después de una lesión

¿Qué sucede si decide someterse a un trasplante de córnea?

ANTES DE LA CIRUGÍA

Una vez que su oftalmólogo decide que necesita un trasplante de córnea, se le programará la cirugía. En la mayoría de los casos habrá un donante de córnea disponible para su cirugía, pero a veces la cirugía debe posponerse si no hay un donante de córnea adecuado o si el cirujano solicita requisitos especiales para el tejido del donante.

Antes de que se entregue una córnea para trasplante, el banco de ojos realiza pruebas al donante humano para comprobar que no tenga virus que causen hepatitis, SIDA y otras enfermedades potencialmente infecciosas. También se examina cuidadosamente la córnea para verificar su transparencia.

Su oftalmólogo puede pedirle que se haga un examen físico y otras pruebas especiales. Si está tomando medicamentos, consulte a su médico si debe seguir tomándolos

EL DÍA DE LA CIRUGÍA

En general, la cirugía se realiza de manera ambulatoria. Se le puede pedir que no desayune, según el horario de la cirugía. Al llegar al lugar de la cirugía, le darán gotas para los ojos y quizá un sedante para que se relaje.

Se utiliza anestesia local o general, según su edad, estado de salud y la enfermedad ocular que tenga. No verá la cirugía mientras esta se realiza. Se le mantendrá el ojo abierto por medio de un especulo u otro método.

En una cirugía de trasplante corneal, la córnea dañada se extrae y se sutura una córnea transparente donada en su lugar

LA OPERACIÓN

Los párpados se abren suavemente. Su oftalmólogo observará su ojo a través de un microscopio y lo medirá para el trasplante de córnea

La córnea enferma o lesionada se retira cuidadosamente del ojo. También se lleva a cabo cualquier otro procedimiento necesario en el ojo, como la extracción de una catarata. Luego, se sutura la córnea donada en el mismo lugar.

Una vez finalizada la operación, el médico suele colocar un protector sobre el ojo.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

Si no fue hospitalizado, puede volver a casa después de estar un rato en la zona de recuperación. Debe hacer arreglos para que alguien lo lleve a su casa. Se agendará un examen en el consultorio del médico para el día siguiente

Deberá:

  • usar las gotas para las ojos como se le recetaron
  • tener cuidado de no frotarse ni presionarse el ojo
  • tomar analgésicos de venta libre, si lo necesita
  • seguir con sus actividades diarias normales pero evitar ejercicio o actividades vigorosas hasta que se lo permita su médico
  • usar gafas o un protector en el ojo, según lo indique su médico
  • consultar a su médico cuándo puede volver a conducir
  • llamar a su médico si tiene alguna pregunta acerca de las Instrucciones para el cuidado de su ojo en su casa

Su oftalmólogo decidirá cuándo quitarle los puntos, dependiendo la salud del ojo y del grado de curación. La recuperación completa de la visión después de un trasplante de córnea puede tomar un año o más. Las suturas pueden quitarse un par de meses o un año después y esto a veces mejora la visión. A menudo, los puntos se dejan de manera permanente.

¿Qué complicaciones pueden presentarse?

Los trasplantes de córnea tienen un porcentaje de rechazo de entre el 5 y el 30%. La córnea rechazada se nubla y la visión se deteriora.

En la mayoría de los rechazos, si se trata rápidamente, esto puede detenerse casi sin problemas. Estos son los signos de rechazo

  • malestar continuo
  • sensibilidad a la luz
  • enrojecimiento
  • cambio en la visión

Debe informar a su oftalmólogo de Inmediato si experimenta cualquiera de estos síntomas

Estas son otras complicaciones posibles

  • Infección
  • sangrado
  • Inflamación o desprendimiento de retina
  • glaucoma

Todas estas complicaciones pueden tratarse. El trasplante de córnea puede volver a realizarse en general con buenos resultados, pero el índice de rechazo general de un segundo trasplante es mayor que el del primero.

La curvatura irregular de la córnea trasplantada (astigmatismo) puede retrasar el regreso de la visión pero también puede tratarse. La visión puede seguir mejorando hasta un año después de la cirugía

Si la cirugía es exitosa, otras afecciones oculares, como la degeneración macular, el glaucoma o la retinopatía diabética pueden limitar la visión después de la cirugía. Incluso si tiene estos problemas, puede valer la pena someterse a un trasplante de córnea

Un trasplante de córnea exitoso requiere de cuidado y atención tanto del paciente como del médico. Sin embargo, no existe ninguna otra cirugía que ofrezca el mismo beneficio en los casos que la córnea no saludable está muy cicatrizada o inflamada.

La cirugía de trasplante de córnea no sería posible sin los miles de donantes y sus familias generosas que donan el tejido corneal para que otros puedan recuperar la visión.

 

 

Para más información consulte

  • American Academy of Ophtalmology (P.O. BOX 7424, San Francisco, CA 94120-7424)
  • Ojos Sanos

COMPARTIR ESTE ARTÍCULO

NOTICIAS RELACIONADAS

Menú de cierre